INDICACIONES: A niños o niñas con una o más anomalías congénitas. Es una cirugía para reparar defectos congénitos del labio superior y del paladar.
PROCEDIMIENTO: Se realiza un procedimiento quirúrgico cuando el niño/a tiene entre 3 a 6 meses de edad. El cirujano plástico repara los tejidos y coserá el labio. Las suturas serán muy pequeñas para que la cicatriz también sea lo más pequeña posible.
DURACIÓN: De 1 a 2 horas.
ANESTESIA: Anestesia general.
INTERNAMIENTO: Es un proceso ambulatorio.
RECUPERACIÓN: En una semana
RESULTADOS: