Una nueva tecnología que logra un lifting natural y progresivo en la flacidez muscular del rostro, el cuello y el escote.
Los resultados son desde la primera sesión, pudiéndose observar mejoras hasta el sexto mes, en donde el paciente podrá tomar una segunda sesión si es que lo considera conveniente.
trabaja en un plano profundo del tejido facial y puede ser complementado en asociación de otras tecnologías como la radiofrecuencia, láser, toxina botulínica y otros.