INDICACIONES: Este procedimiento retira el exceso de grasa para mejorar la apariencia corporal y pulir los contornos corporales irregulares. Algunas veces, este procedimiento se denomina contorneado corporal.
PROCEDIMIENTO: La técnica, que siempre se realiza en un quirófano, consiste esencialmente en la aspiración de la grasa mediante la introducción de una cánula conectada a una máquina de vacío o a una jeringa especial, según el caso, y realizando numerosos túneles en el área previamente marcada.
DURACIÓN: De 2 a 3 horas
ANESTESIA: Local con sedación
INTERNAMIENTO: Ambulatorio.
EFECTOS SECUNDARIOS: Cicatrices, decoloración y amoratonamiento de la piel, entumecimiento, irregularidades e hinchazones temporales en ciertas zonas.
RIESGOS: Ambulatoria.
RECUPERACIÓN: En una semana podemos estar llevando las actividades rutinarias del día a día.
RESULTADOS: De 5-6 meses