El masaje relajante, es la técnica de manipulación del tejido muscular y conjuntivo, tiene por finalidad recuperar la función de esos tejidos y lograr la relajación y bienestar en el paciente, favoreciendo la circulación, calmando los nervios y despejando la mente.
Estos masajes se realizan de modo manual basándose en fricciones, presiones, percusiones y estiramientos, de tal modo alivia el dolor, las contracturas y las tensiones musculares, muchas veces ocasionadas por el estrés.