Un léntigo es una mancha benigna de la piel, de color marrón a negro, de entre 1 a 15 mm de tamaño, que puede aparecer desde la infancia o adquirirse con los años, en general motivado por la exposición al sol. Su aparición puede ser rápida o lentamente progresiva.

Las causas del léntigo son desconocidas. Tienen una importante relación con la exposición al sol o con la exposición a rayos ultravioleta administrados por motivos médicos (psoriasis) o estéticos (ponerse moreno). Existen causas genéticas dado que se han descrito diversas enfermedades (síndromes) en las que la presencia de léntigos es muy frecuente.